Family Project - Instalación Ensayos de la santidad
Miguel Bonneville

El artista multidisciplinar Miguel Bonneville convierte la casa de la azotea en un espacio intimista, un posible refugio donde despertar amores imposibles y sanar heridas familiares.

Descripción

A través de sus intimistas performances, dibujos, fotografías, videos, composiciones musicales y libros de artista, el portugués Miguel Bonneville nos ofrece un viaje a través de sus historias autobiográficas centradas en la deconstrucción y reconstrucción de la identidad.

Desde 2003 ha presentado su trabajo en galerías de arte y festivales nacionales e internacionales como el SESC – Santos de Brasil, el Open International Performance Art Festival de China o el Centro Galego de Arte Contemporánea. Y en su serie de performances homónimas Miguel Bonneville (2006-2012), mató su alter ego, la ficción de sí mismo, haciendo que fuera necesario crear una diferenciación clara entre un antiguo Yo y un nuevo Yo. Optó por tachar su primer nombre. “Bonneville es un nombre sin género; no es ni masculino, ni femenino, y eso coincide con mi propio género que no se define como ninguno de estos dos”, explica. El tachado de su nombre revela y afirma una transición pero mantiene la marca de una identidad evidente.

En su proyecto serial Family Project (2007-2009), Bonneville creó dibujos, instalaciones, películas y espectáculos, en torno a la idea de familia, exponiendo el pasado en el presente, mostrando sus orígenes, su contexto y las marcas permanentes de los traumas de infancia (“la familia como lugar de destrucción por excelencia, como esencia del mal”, dice Bonneville). Fueron fragmentos de sus intentos de comprender cómo nuestros orígenes, nuestra educación y el pasado, se imponen y nos moldean. Y cómo se convierte en una tarea hercúlea desapegarnos de esas mismas imposiciones.

En 2018 regresó a este proyecto con la performance Futuro Suicida, “volviendo a un análisis incisivo que atraviesa el tiempo: el adulto de hoy se propuso matar al niño que fue - el niño que lo proyectó precisamente para ese fin -, dejando espacio para crear la verdadera infancia: la infancia del futuro”, explica.

Asesinado el niño (o suicidado), Miguel Bonneville hace una propuesta diferente de las anteriores en Ensayos de Santidad, creada para la casa de la azotea como una instalación y una performance con un solo espectador cada vez, que deberá pedir cita previa. “Ensayos de Santidad parte de una extensión de la familia, de una figura siempre presente, que sobrepasa la reputación de la sangre: Goretti. Segunda madre, ángel de la guardia, protectora, figura absolutamente ineludible en mi vida, y que abrió de un golpe el corazón estancado y pestilente del moribundo hogar burgués. La casa de la azotea se convertirá en un espacio intimista, un posible refugio - una fuga a nuestras casas familiares, casas fantasma: lugares de horror y de todos los impulsos suicidas. Es en esta casa - lugar espacial, psicológico y espiritual - donde espero que mis visitantes puedan despertar sus amores imposibles de domesticar, donde puedan ser figuras de herida. Y donde juntos (y también por separado), incluso heridos, podamos ir en dirección a una noche sin nombre”.

Fecha
21 - 30 junio
Horario

Viernes 17:00 a 20:00h

Sábados y domingos 12:00 a 20:00h

Ubicación
Casa Azotea Nave 10
Precio

Entrada libre

Artículos del proyecto