"Las dramaturgias visuales y plásticas están cada día más presentes en nuestra escena española, desde que en los años 80 nos visitaran los primeros creadores que trabajan con estas  disciplinas como base para la creación escénica. En esta época conocimos a Jan Fabre, Tadeus Kantor, Robertr Wilson, Castellucci, etc.artistas que introducían la plástica escénica como la base dramatúrgica en la composición de la acción, generando de esta manera la imagen y la forma para su comunicación con el espectador.

En la actualidad este proceso creativo está ya asumido por una parte de espectadores y de artistas que desde las enseñanzas en redes y espacios creados para su expansión se dedican a la comprensión, creación y desarrollo de estos procesos investigativos que se están generando entre la plástica y la escena.

Con estas premisas de compatibilidad, algunos habitantes de la escena española actual se están organizando para ver las variadas maneras de producir piezas escénicas, fuera del ámbito convencional de exhibición y donde su coherencia estilística, de pensamiento y de acción corresponda al tiempo de la investigación que necesite la pieza a crear y no sentirse  defraudados por la precipitación.

El tiempo y su reflexión escénica, continúan estando presentes en el trabajo diario que se lleva a cabo desde octubre de 2017, en Naves Matadero, por los 15 creadores y creadoras, quienes gestionan el proceso de interrelación plástica como dramaturgia visual, en donde el cuerpo, el espacio y la imagen se fusionan para organizar las distintas sesiones con las que se desarrollan los distintos espacios a intervenir.

Intervenciones espaciales que llegan desde las personales miradas escénicas de los componentes del grupo; ahí se encuentran Asier Andueza, Aritz Bengoa, Rakel Camacho, Christian Miguélez, Elena Esparcia, Edurne Hernandez, José Andrés López, Raúl Marcos, Nieve de Medina, Laura Ordas, Jana Pacheco, Oscar Pastor, Jesús María Platón, Virginia Rota y Elena Sanz. Todos y todas con grandes necesidades de abrir más  puertas a un futuro que es presente,  donde experimentan con sus vidas   y con sus deseos, con la  comunicación  y con la acción directa. Todo al servicio de ellos mismos, de la colaboración social  y del acontecimiento escénico. Pero la diversidad  también aparece desde el encuentro con  los otros, y para entenderla  nos han visitado  otros artistas que han participado en las distintas sesiones mensuales como son: Oscar Cornago, Luz Prado, Luz Arcas, Eneko Lorente, Los matarifes, Carlos Gorbe, y otros creadores que pasaban por allí.

Gracias al equipo de Naves Matadero, a todos los creativos que nos visitan y sobre todo a las personas e instituciones que siguen pensando que la cultura, la investigación y el proceso forman parte del desarrollo creativo y social de un pueblo.”

José Luis Raymond