L’Alakran-Oscar Gómez Mata llega a Naves Matadero. Su paso por Madrid consistirá en un talleruna instalaciónuna conferenciaun ciclo de cine y Le Direktør (El jefe de todo esto), su última obra. No es casual, la compañía fundada en Ginebra por Oscar Gómez Mata cumplió el otoño pasado 20 años. Un recorrido por la escena descrito así por Pablo Caruana: “Con humor incombustible, y con una razón cada vez mayor pero amasada por los rebeldes sesenta, L’Alakran practica la indisciplina de los bufones e invita infatigablemente al espectador a sumarse a ese anarquismo cálido que desde la escena (o desde la sala) defienden. L’Alakran entró en Ginebra como un caballo de Troya en medio de los años 90, practicando un arte de la apertura a los demás y al mundo. Un arte cordialmente inquietante, extrañamente familiar, ingenuo y profundo. La Compañía L’Alakran suscita en escena emociones radicales, creando espectáculos lúdicos, filosóficos y siempre poéticos. El contexto político, en el sentido de actitud critica, es inherente al proyecto artístico; para interrogarse sobre la relación entre el individuo y la colectividad, sin querer dar respuestas ni fijar la palabra en una ideología”.

Pero no siempre ha sido fácil disfrutar por aquí del trabajo de Oscar Gómez Mata con L’Alakran, y antes Legaleón-Teatro, por eso hay algo de celebración en todo esto. Y empezamos recopilando algunos materiales para acercarse más al trabajo del creador irundarra. Más L´Alakran, siempre.

Durante la segunda edición de El lugar sin límites, su equipo de comunicación realizamos en una terraza de la antigua Plaza de Cabestreros, ahora llamada Nelson Mandela, una serie de vídeo-entrevistas a Oscar Gómez Mata junto a Txubio Fernández de Jáuregui y Esperanza López, dos artistas históricos en el trabajo con Gómez Mata. Así introducía Pablo Caruana las entrevistas:

“La historia de L’Alakran es también la historia de Legaleón, compañía vasca, de Irún nacida en el año 86. Y de una renuncia dolorosa que se vuelve proyecto que renace en esta compañía suiza. Renuncia del director Oscar Gómez Mata que a medidados de los noventa emigra y se va a Ginebra y funda L’Alakran.

Es una historia larga y llena de momentos, problemas y obras como “La esclusa” (1991), “El silencio de la Xigulas” (1994), “Bancarrota” (2001), “King Kong Fire” (2002) y ya con L´Alakran, “Optimistic vs Pesimistic” en el 2005,  “Kaïros, sísifos y zombis” en el 2008, “Estoy en misa, vuelvo enseguida”  en el 2010… Entre otras. Puta media vida de la escena independiente y de investigación de este santo país. Y quizá por su condición periférica, y quizás por tener que haber emigrado, y aunque se fueron viendo sus trabajos en Madrid, más o menos, en la Casa Encendida, en El Canto de la Cabra o en Pradillo, no tienen el sitio en esta ciudad que su trabajo merece. Su influencia en nuestro teatro es larga, su capacidad de profundizar tanto en la actuación como en la puesta en escena, su capacidad de la creación de un lenguaje escénico propio al mismo tiempo que su mala leche política, hacen de ellos un referente imprescindible”.

Las entrevistas se estructuran en torno a tres preguntas sobre una obra, un momento y un problema.

También podéis ver el vídeo que el Festival BAD de Bilbao les dedicó en su décimo aniversario.
 

Y para terminar unos textos:

> Impotencias colectivas, prácticas y re-medios sin fin, de Óscar Cornago a partir de La conquista de lo inútil.

> Óskar Gómez y la desestructuración del teatro, de José Antonio Sánchez.

> El origen colectivo de la escena: El crómlech, de Óscar Gómez, de Óscar Cornago.

En su página web están casi todos los vídeos completos de sus obras.

Más L’Alakran, siempre.