Las sesiones de mayo y junio han servido para que Cai y los artistas de Debajo del Sombrero sigan estableciendo ese diálogo artístico iniciado en el mes de marzo.

El espacio que se va creando entre ellos y los objetos con los que trabajan genera nuevos lenguajes e interrogantes que no necesariamente requieren respuestas. Un buen ejemplo es el proceso experimental que Luisma está protagonizando con el agua: te invitamos a descubrirlo leyendo esta crónica.

"John Cage explicó que esa tarea del proceso creativo consistía en mantenerse alejado de lo que estaba ocurriendo.  

A medida que el tiempo pasa y empiezan a surgir nuevas ideas, resulta cada vez más útil intentar mantenerse en el lado de lo desconocido. Conscientemente desconocido. Hay una contracción y expansión de la libertad y la estructura del proceso artístico. Nuestra mente inquieta, como las alas de un pájaro, necesita ponerse en marcha para generar energía primero y ser obsequiada después con la rendición. La imaginación galopa a sus anchas como resultado de la energía liberada, como el cuerpo de ese pájaro que acaba suspendido en el aire por gracia y obra de un milagro."

Sigue leyendo las reflexiones de Cai Tomos aquí (Some things from somewhere British Council).

Vídeos