El proyecto nace con la vocación de abordar los interrogantes que rodean el modo en que nos relacionamos y las relaciones en sí mismas, y cómo el arte se convierte en una lente a través de la que se ve y se siente la realidad.
 

"El resultado de estos diálogos es incierto y, precisamente esta incertidumbre, es la base de la filosofía que rige el proyecto Some things from somewhere (Algunas cosas de algún lugar). 

Trabajando con los artistas conseguimos que profundicen en su ser hasta casi desaparecer, o quizás reaparecer y tomar conciencia de sí mismos. Lo que parece claro es que nos encomendamos a las delicadas manos del misterio.

Confío en que algo real y palpable aparecerá durante el instante en el que ambos, yo mismo y los artistas, estemos suspendidos en el acto creativo..."

Sigue leyendo las reflexiones de Cai Tomos aquí (Some things from somewhere British Council).

Vídeos