Tras cuatro semanas de trabajo experimental, Cai reflexiona sobre cómo está evolucionando el proyecto, cómo se diferencia o asemeja a sus expectativas y sobre lo que está aprendiendo de los artistas. 

Lejos de sacar conclusiones definitivas, el coreógrafo galés está descubriendo un nuevo modo de gestionar el tiempo, mientras espera, observa y apoya nuevas formas de creación artística.

¿Cómo ha evolucionado el proyecto durante las dos últimas sesiones?

Tengo la sensación de que estamos profundizando. Las cosas se hacen más inteligibles, no solo a través del lenguaje, sino de las relaciones. El trabajo con Debajo del Sombrero es también más estrecho y se han incorporado nuevos artistas...

Sigue leyendo la entrevista a Cai Tomos aquí (Some things from somewhere British Council).